LOS TOJOS (Ulex europaeus)

INVADEN LOS BOSQUES Y EL PAISAJE

Admirando la belleza y grandeza de nuestros bosques y praderas, y con mi agradecimiento a las personas que lo cuidaron, a pesar de que, presuntamente, eran ignorantes y no conocían la biodiversidad, que tanto reclamamos ahora, y que no sabemos las consecuencias que va a tener. Pero si observamos, se puede ver que los tojos están invadiendo los preciosos bosques y praderas, deteriorando el paisaje, considero que la mano del hombre es positiva, y discrepo la teoría ecologista de que la naturaleza es sabia y hay que dejarla libre.

Yo no soy ningún experto en árboles, o bosques, pero guiándome por la observación y la lógica, al vivir en el mundo rural, he plantado bastantes árboles, y he andado por algún bosque regional, además de hacer agricultura ecológica.

 

La realidad es lo contrario a la hipótesis ecologista

El ecologismo dice que los tojos ocupan terrenos deteriorados para enriquecerlos, y después de esta invasión surgen los bosques.

Si lo observamos bien es todo lo contrario, al quitar árboles, los tojos han ocupado su lugar cerrando la posibilidad de que crezca nada entre ellos, empobreciendo el terreno.

Al comentar en el Facebook mi preocupación por la invasión de los bosques por los tojos y al leer comentarios sobre bosques, que me habéis puesto en ocasiones anteriores, me he informado de expertos y profesionales, además de ecologistas practicantes, y cual ha sido mi sorpresa, que coinciden con mis criterios en la mayor parte.

Los árboles plantados en una pradera crecen perfectamente y si tienen estiércol, mejor, es decir, no son necesarios los tojos como algunos ponen como condición indispensable para que crezcan los árboles.

Ver enlace de como se recuperan los bosques

https://www.youtube.com/watch?v=A7kqHwzaCjE

 

 

Por tanto, considero que la idea de que el bosque surge de entre los tojos impenetrables, basada en la teoría de la sucesión vegetal, es una leyenda urbana. Esto es como la teoría de la evolución, ya la ciencia ha demostrado que es imposible, y que cada especie tiene su código genético diferente. (en la foto no aparecen áreas cubiertas de tojos)

Por lo anteriormente expuesto, continuaré defendiendo la expansión de los bosques, prescindiendo de los tojos (planta invasora). Ulex europaeus (retamo espinoso), incluida

entre las especies más invasoras del mundo (ISSG Invasive Species Specialist Group), casi imposible de irradicar, sus semillas pueden durar 30 años sin germinar.

 

Los tojos forman un tupido manto infranqueable, lo que impide que las semillas lleguen a tocar tierra al desprenderse de los árboles, y si llegasen, la oscuridad que ocasionan haría imposible que se desarrollase, siendo fácil de comprobar mirando las masas de tojos, de los cuales no se ve asomar ningún árbol.

Los tojos impiden la expansión de los bosques de hayas y robles se van metiendo por las periferias de estos.

 

 

 

Se dice que es autóctono, ya con esta sentencia parece que está todo arreglado. En los próximos años el plumero invasor será autóctono, porque los jóvenes de ahora lo han conocido desde que han nacido.

 

El tojo favorece la propagación de los incendios, pues la parte inferior está seca por falta de luz siendo fácil de arder. Si se quema al año siguiente vuelve a crecer, pues sus raíces permanecen, y sus semillas también, pero al tener tanta altura en algunos sitios, queman los árboles, consiguiendo que algunos se sequen. Después se demoniza al que lo incendió, no teniendo en cuenta la irresponsabilidad de mantener los tojos que son el combustible.

 

 

El tojo se esta comiendo los brezos y arándanos, que es un sotobosque que no propaga los incendios, además permite que las semillas de los árboles germinen y crezcan. También alimentan a los urogallos.

Sus defensores dicen que crece en tierras pobres sobreexplotadas, una pradera con ganado no es un terreno pobre.

 

 

En la actualidad la falta de gestión por parte del hombre, ocasiona que germinen semillas de árboles justo en el pié de un árbol centenario, lo que hace que lo quite sustento y llegue a deteriorarlo por las heridas causadas por la facción de sus ramas que crecen juntas.

 

El ecologismo dice que por el sobrepastoreo (se entiende por el excesivo pastoreo del ganado) se deteriora la tierra, y el tojo se instala para equilibrarla. Lo que no saben es que la tierra con pastoreo se enriquece a causa de sus excrementos, regenera la tierra. Además el pastoreo de montaña se hace en verano, permaneciendo el resto del año sin ganado.

La agricultura regenerativa se hace con el pastoreo, cambiando el ganado de parcelas, lo que han hecho durante siglos nuestros campesinos, y ahora el ecologismo se lo impide.

http://www.regrarians.org/polyfaces/

https://www.bing.com/videos/search?q=ana+digon&view=detail&mid=9AE3BC44CC0140E0E7579AE3BC44CC0140E0E757&FORM=VIRE

https://blogdisidente.com/2014/03/14/manejo-holistico-regenerando-desiertos-a-fuerza-de-estiercol-y-pezuna/

 

Los suelos con ganado pastando son mas ricos. Según un estudio de la Universidad de Bilbao.

https://www.ehu.eus/es/preview/-/journal_content/56/10136/4982466/1324421

http://noticiasdelaciencia.com/not/17689/el-abandono-del-pastoreo-traera-consecuencias-ecologicas-y-socio-economicas-en-cadena/

[Img #33039]

El tojo empobrece la tierra, aunque dicen que fija nitrógeno, con su sombra hace que mueran muchos organismos, no suelta materia orgánica para incorporar a la tierra, y al ser monocultivo quita muchos nutrientes

https://nicobatlle2.wordpress.com/2014/05/30/el-tojo-un-gran-problema/

 

Ecologista; “Las semillas que caen dentro de un bosque cerrado tienen pocas posibilidades de prosperar, porque las come el jabalí, o no tienen luz para crecer”

Realidad: Hay miles de árboles germinados dentro del bosque, que están creciendo pegados unos a otros que necesitan ser entresacados, y no hay tojos al lado, que según dicen, es imprescindible.

 

 

Ecologista: “Hay pájaros y roedores que entierran las semillas debajo de los tojos para protegerlas de los jabalís y de ellas surgen los árboles”

Realidad: No se aprecia ningún árbol saliendo de entre los tojos, y ¿No sería mas sencillo replantar las que ya son pequeños árboles, en mitad de los tojos, si estos son tan importantes para su crecimiento?

 

Donde no ha llegado el tojo podemos encontrar millones de plantas de roble y hayas en pleno desarrollo, que están esperando a que se entresaquen y planten de nuevo en otro lugar para formar un bosque.

Los tojos afean el paisaje, es demencial ver el paisaje de tojos, pinchos entrelazados, desarmónicos, e impenetrables.

 

Todos sabemos que un monocultivo deteriora la tierra, en el caso del tojo además da sombra, ocasionando la muerte de microorganismos, y no proporciona materia orgánica para la regeneración del suelo, parece que fija el nitrógeno al suelo, pero donde no hay tojos las plantas crecen perfectamente.

Los ecologistas dicen que después de un área explotada por el

 

El problema ya no es de regenerar el bosque, o expandirlo, si no de evitar que la planta invasora e indestructible, invada los que tenemos, quitándoles el sustento, impidiendo que las semillas germinen, si es que llegan al suelo, y que por un incendio, se destruya, pues los tojos arden muy bien y en algunos sitios son tan altos como los árboles.

 

Por otro lado lo tenemos fácil, ya tenemos todo lleno de tojos, que parece ser es el terreno ideal para que crezca el bosque, plantemos hayas en medio. No hay por que esperar a que los ratones y los pájaros entierren las semillas.

 

A pesar de las evidencias, es decir, tenemos todo inundado de tojos sin ninguna prueba evidente de que crezca nada entre ellos, seguimos creyendo en el milagro. Seguimos siendo fieles feligreses de la nueva religión.

 

SOLUCIÓN:

Desbrozar los tojos paulatinamente de los perímetros de los bosques y trasplantar los árboles jóvenes que han surgido dentro del bosque, para que puedan desarrollarse.